Quiero leche sin lactosa, tengo desnatada.

A priori, parece una conversación absurda.

Pero os puedo asegurar que yo, como paciente con intolerancia a la lactosa, la he tenido muchas veces, no sin antes quedarme a cuadros, como si fuese lo mismo quitarle la grasa, que el azúcar a la leche.
 Comprendo que hace años era muy raro que llegases a un bar y pidieses la leche sin lactosa, y no hubiese, pero lo que no deja de sorprenderme es que a día de hoy, todavía me siga encontrando con que en muchos sitios me ofrecen leche desnatada como sustitutivo de la leche sin lactosa.
¿Y esto por que pasa? pues yo os lo voy a decir, y es por que, se ha puesto de moda el tomar la leche sin lactosa, y no por que tenga una intolerancia, alergia o porque te siente mal, NO.

 

Es por que algún «influencer iluminado», se le ha pasado por la cabeza el decir que si quitas la lactosa de tu alimentación, adelgazas, sin hacer nada mas.

No sé si reír o llorar…, porque lo único que se consigue con esta práctica es, que si no eres intolerante, lo termines siendo, ya que, si estás mucho tiempo sin proporcionarle a tu cuerpo este disacárido, cuando lo vuelves a introducir, es muy probable que tu cuerpo ya no lo tolere, y te hayas creado «tú solito», la intolerancia que no tenías.
No me cansaré de repetir que personas que no tienen ninguna titulación, y por ende poco o ningún conocimiento sobre estos temas, nos pueden hacer más mal que bien. En unos años, si esto no cambia, veremos en las consultas de los especialistas un incremento de personas muy jóvenes intolerancia a muchos alimentos, que por su cuenta y riesgo han dejado de consumir, por moda
¿Has vivido esta situación?
Me interesa tu opinión.

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email