Psiconutrición, aprendiendo a tener buena relación con la comida.

¿Qué es la psiconutrición?
Es el enfoque integral de la persona relación con la comida, con el abordaje de dos profesionales, el dietista-nutricionista, y el psicólogo.

Más allá de lo que es la pura definición, hacía mucho tiempo que me venía dando cuenta de que la nutrición es mucho más que los alimentos que ingerimos. Nos habla de como nos hace sentir el acto de comer, y como a través de toda nuestra vida, y la importancia que le hayamos dado, hará que en la edad adulta, tengamos una relación más sana o no, con lo que comemos.
Primeramente me gustaría deciros que, el peso, no solo depende de lo que comamos, sino de otros muchos factores, que harán que el numerito de la báscula, varíe, a veces de forma muy escandalosa, sin llegar a comprender porque, de un día para otro, hayamos cambiado de peso, tanto de subida como de bajada.
Es necesario, ir más allá, cuando alguien quiere perder peso, hay que ir más allá, ya que debajo del motivo de consulta, existen muchos otros factores como pueden ser, problemas de autoestima, miedos, problemas en el trabajo, con la pareja, no aceptación, fobia social, exigencias y autocontrol, entre otras.
Su principal finalidad, es que los objetivos sean a largo plazo, ya que su mayor premisa es «haz aquello que seas capaz de mantener en el tiempo, de lo contrario estarás destinado al fracaso», lo que se puede traducir como: «no hagas una dieta con unas restricciones que no vas a poder seguir, mejor haz pequeñas modificaciones que puedas ir afrontando poco a poco y conseguir tus objetivos.
Puntos en los que se centra la psiconutrición.
Uno de sus puntos fuertes son las emociones, y como nos influyen en nuestra forma de comer. Un punto que me parece muy interesante resaltar es la influencia que tienen nuestras emociones en nuestra flora intestinal y en muchas ocasiones en un exceso de peso.
Me estoy refiriendo en «el comer emocional», algo que todos realizamos, pero que se convierte en un problema cuando lo hacemos para «ocultar», otros problemas, y lo llegamos a hacer de manera patológica, llegándolo a convertir en nuestro mejor recurso, a modo de refugio, calma o evasión.
Os recomiendo que leáis, algún libro que trate el tema, es muy interesante y vais a poder entender muchos comportamientos que tenéis con respecto a la comida.

Si te gusta, comparte y sobre todo, no te olvides de dejar tu comentario.

Os leo.

 

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email