5 sencillos métodos para reducir el colesterol

El colesterol se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, ya que forma parte de la membrana de nuestras células. Sin embargo, tener unos niveles altos de colesterol puede aumentar el riesgo de padecer distintas enfermedades, muy relacionadas con el corazón.

Es por esto que, si eres una persona que tiene el colesterol alto o hipercolesterolemia, a continuación te presento 5 sencillas  estrategias que puedes realizar para que tus niveles de colesterol bajen:


Nuestras gran amigas, las grasas saludables


En general, el consumo de todos los alimentos ultraprocesados a la larga producen efectos nocivos para tu salud, uno de ellos es el aumento del colesterol en la sangre.

Este provoca sedimentaciones de colesterol en las venas y las arterias de nuestro cuerpo, siendo esta es la causa de una gran parte de los infartos de miocardio.

Si eliminamos las grasas trans y saturadas de nuestra dieta, e incorporamos a la dieta grasas saludables, ayudamos así a mantener niveles saludables de lipoproteínas de alta densidad (HDL) y lipoproteínas de baja densidad (LDL), que son los dos tipos de colesterol que encontramos en nuestro cuerpo.

Trata de limitar el consumo de sal.


El consumo de sal no va a afectar de forma drástica a nuestra salud, siempre y cuando mantengamos los niveles de sodio en sangre recomendados. Pero en personas con hipertensión arterial, un exceso consumo de sal puede alterar estos valores a la alta.

 Te recomiendo que disminuyas tu consumo de sal para no alterar tu tensión arterial, sobre todo si tus valores suelen ser altos. De esta forma, mejorarás tu estilo de vida, disminuyendo al menos un factor de riesgo para tu salud.

Menos azúcar y más carbohidratos complejos.


No solo las grasas saturadas influyen en la cantidad de colesterol en sangre, sino también las harinas refinadas y el azúcar. Pues, la diabetes se ha correlacionado con niveles altos de colesterol.

Además, el colesterol elevado produce arteriosclerosis que es la causa más frecuente de infartos de miocardios y complicaciones crónicas de la diabetes. Hay que añadir, que no hay correlación que el colesterol alto produzca diabetes, pero si al revés.
Es recomendable  que sustituyas las harina refinadas y el azúcar por carbohidratos complejos que te ayudarán a mantener una dieta mucho más saludable y unos niveles de azúcar  adecuados.

Practica deporte con frecuencia.


Realizar ejercicio físico de forma regular ayuda a la transformación y movilización de todos los macronutrientes, entre ellas están las grasas. Además, ayuda a la disminución de LDL, y aumenta los niveles de HDL hasta sus valores de normalidad.

Ayuda a mantener un peso adecuado, evitando así el sobrepeso y la obesidad.


Reduce el consumo de bebidas alcohólicas.


El alcohol no es beneficioso para la salud, y sobre todo su consumo en exceso. El alcohol, sea cual sea la cantidad que consumes, está muy relacionada con la obesidad, las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Además, altera mucho los valores de HDL y LDL, aumentando de forma muy significativa los niveles de triglicéridos. Por ello, es importante que elimines el consumo de alcohol en la medida que te es posible.

BONUS TRACK

Además,  si eres una persona que está en el camino de la obesidad, es obligatorio que cambies tu hábitos de vida e  incorpores la dieta y el ejercicio físico regular en tu día a día, si no quieres que aumente tu riesgo de mortalidad.




Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email