Alimentación en los abuelos: también importa

Nunca ha sido tan importante hablar de este tema como ahora. Ahora que este tema me toca un poco más cerca, me doy mucha cuenta de la poca atención que le prestamos a la alimentación de nuestros mayores y lo importante que es.

Parece que cuando llegamos a una edad avanzada, los que están a nuestro alrededor se olvidan de que estar bien nutridos es igual de importante que en la adolescencia, y que hay que prestar mucha más atención puesto que es un periodo en el que aunque no hay tanto desgaste físico, nuestro cuerpo, necesita mucha ayuda para seguir adelante. Hay muchos puntos que deberíamos tener en cuenta y que se nos pasan desapercibidos.

 Para mi, como personal sanitario, creo que estos son los puntos a los que debemos de prestar más atención:

1) Comida palatable, este es uno de las pilares fundamentales, ya que , si la comida no tiene sabor y es poco gustosa, lo único que vamos a conseguir es que la persona de avanzada edad no quiera comer. Tenemos que tener en cuenta que  [email protected], tienen sus papilas gustativas mermadas, y no perciben los sabores de la misma manera forma que las personas más jovenes.

2) Textura adaptada, hay que tener muy presente que cuando se llega a una edad avanzada nuestra dentadura ya no es la misma, es muy posible que falten muchas piezas de dentición, y que esta situación se agrave por el hecho de no poder deglutir bien los alimentos. Es por ello  que  debemos de cuidar que en su alimentación, las texturas sean suaves, y con una consistencia adaptada.

3) Mejor 5 que 3. Y si, estamos cansados los nutris de repetir en no es ni mejor ni peor comer 5 o 3 o las que sean, que lo óptimo es lo que mejor se adapte a tus circunstancias y tu nivel de actividad física, pero, pensad ¿qué actividad física puede tener una persona que ronda los 85-90 años? pues ya os contesto yo, más bien poca, en la mayoría de los casos. Su aparato digestivo, ya no funciona como el de un chaval de 20, y por ello, hay que pensar que ellos necesitan que su aparato digestivo funcione sin forzarlo, es por ello que la estrategia de desayuno,media mañana, comida, merienda y cena, es lo que mejor les suele funcionar, comidas pequeñas y no muy copiosas.

4) Frutas y verduras, fundamentales. Ya sé que esto es una obviedad, para cualquiera de nosotros, estamos cansados de escuchar que las frutas y las verduras son fundamentales, pero en esta etapa de la vida, aún más, puesto que, debido a toda la medicación que toman, para mí están sobremedicados, hace que muchos nutrientes no se absorban de la misma manera ya que hay muchos que actúan de manera inhibidora con algunas vitaminas y minerales, es por ello, fundamental, que nos preocupemos en saber que medicación toman nuestros mayores y que frutas y verduras son las que más beneficios les aportan.

5) Mejor sin sal. ya se que hemos dicho en el primer punto que la comida debe ser palatable, pero no por ello debemos de excedernos en la sal, hay muchas maneras de condimentar de manera suave nuestros platos sin tener que recurrir a un uso excesivo de sal.

6) Recordarles beber agua. Cuando llegamos a la vejez, la sensación de sed va disminuyendo, nuestro cerebro pierde la percepción de la sed, es por ello fundamental, que estemos pendientes de que nuestros mayores beban, y se mantengan hidratados.

 

Y sobre todo, lo más importante es escucharles, porque no debeos de olvidar, que la comida es para ellos, y dentro de unas pautas, debe de gustarle a ellos, no caigamos en ponerles siempre purés, porque es lo más  cómodo para nosotros.

 

No cuidar la alimentación de nuestros ancianos es también una forma de abandono.

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email