Tu peso no solo depende de lo que comes

 Healthycoders, hace ya bastante tiempo, en Instagram, os hablé de los múltiples factores que influyen en nuestro peso, y que poco o nada tienen que ver con lo que comemos.

Desde tiempos inmemoriales nos han hecho creer, desde la cultura de las dietas de la mano de los mierderproductos, que si tú engordas o adelgazas, SOLO Y EXCLUSIVAMENTE DEPENDE DE LO QUE COMES, y siento decirles a estos «gurus» que va a ser que no.
Y que por favor, dejen de meter miedo a la gente con que si cierta fruta engorda y que bajo ningún concepto la deben de comer. Sí, efectivamente hablo de nuestro amigo el plátano, de verdad que estoy alucinada de la cantidad de gente que me sigo encontrando con esta animadversión hacia esta fruta que a parte de estar muy rica, nos aporta un montón de vitaminas y minerales que le van genial a nuestra salud.

A continuación os dejo todos los factores que influyen en nuestro peso, para que podáis comprobar por [email protected] [email protected] que «la culpa», no es ni de lo que comemos, y mucho menos el matarnos en el gimnasio sin seguir una buena estructura alimentaria va a hacer.

Vamos a ello..

Genes, porque si, la genética influye, no es el que mayor carga tiene pero influye. Pero puede influir en las zonas donde nuestro cuerpo almacena la grasa, Si es más en la caderas o en el abdomen. Puede estar influido, por donde se acumula en nuestros padres.

Estrés, el mantener la mente y el cuerpo todo el día alerta, hace que nuestros niveles de cortisol, se alteren, y eso va a ayudar poco o nada en nuestra perdida de peso.

Sedentarismo, es algo que tenemos bastante claro; el mantenernos activos ayuda a nuestro corazón y por ende a nuestro torrente sanguíneo a fluir mejor, nuestros glóbulos rojos transportar mejor el oxígeno a los vasos sanguíneos, y nuestros músculos se hacen más grandes y fuertes, dejando poco espacio a la grasa para que no pueda acumularse.

Fármacos, es necesario que tengamos en cuenta este factor, que muchas veces nos pasa desapercibido. Por ejemplo, los psicofármacos pueden hacer que retengamos más líquidos, nos sintamos con menos ganas de movernos, y todo se vuelva una espiral.

Hormonas, sobre todo en las mujeres, no hay que olvidar, que nuestros ciclos, nos influyen, y no hay que obsesionarse, ni luchar contra la naturaleza, estoy no quiere decir, que si cogemos peso nos escudemos en ellas, no, para nada, pero si que no nos fustiguemos si en ciertos momentos de nuestro ciclo nos sentimos más hinchadas.

Patologías, si que es verdad que no debemos escudarnos en patologías como el hipotiroidismo, pero hay que ser realista, es un poco más complicado el perder peso, pero no por ello debemos de abandonarnos, con unas buenas pautas, y la medicación adecuada, si es posible estar saludable, y que nos afecte lo justo.

Disbiosis, esta alteración en la mucosa intestinal, no siempre es diagnosticada a tiempo y muchas veces, si no es tratada, puede desembocar, por ejemplo, en colon irritable.

Edad, otro factor, que tampoco es que sea determinante, pero hay que ser consciente de que está ahí e influye. No es la capacidad que tiene el cuerpo, para agilizar la perdida de peso con 20 que con 60. Que también os digo, si eres una persona muy activa, es bastante probable que la edad no tenga tanto que ver, porque tu metabolismo estará menos ralentizado que el de una persona que no se mueva nada.

Descanso, siempre se ha hablado que es muy importante descansar, pero debemos de saber que, descansar, no es solo dormir. Descansar nos habla de la calidad del sueño, y una buena calidad se consigue con unas buenas pautas.

Cultura, las diferentes culturas que existen en nuestra sociedad, y sus diferentes maneras de alimentarse, también van a influir en mayor o menor medida en el peso.

Alimentación, esta es la estrella de la corona, por supuesto que lo que comamos influyen en el peso, pero sobre todo es la calidad de los alimentos que ingerimos, a esto se refiere este punto, el que en nuestra alimentación desterremos los ultraprocesados e incluyamos más frutas y verduras, hará que nuestra alimentación sea mucho mejor. Y no necesariamente más cara.

Metabolismo, respirar, hacer la digestión, hacer circular la sangre, mantener la temperatura corporal y eliminar los desechos (a través de la orina y las heces). Es decir que no sólo utilizamos esa energía para movernos y pensar, sino también cuando estamos en reposo. Es solo un pequeño ejemplo de todo lo que significa metabolismo, y todas las funciones que realiza nuestro cuerpo gracias a él, y que consumen energía.

Psicología, no solo es importante nuestra salud física. Nuestra salud mental es, podría decirse, que mucho más importante. El tener un buen ánimo y una actitud positiva, hará que tengamos muchas más ganas de hacer cosas y de cuidarnos.

Masa muscular y adiposa, mantener en niveles óptimos tanto una como otra, es fundamental. El mantener una musculatura fuerte hará que nuestro tejido adiposo sea menor. El espacio que ocupa un musculo fuerte, hará que no lo ocupe la grasa y no se pueda acumular.

Como podéis comprobar, nuestro peso, es multifactorial, y que no nos vendan motos.
Debemos de aprender a escuchar a nuestro cuerpo, y a no presionarlo, con dietas absurdas, que lo único que hacen es volverle loco. Vamos a respetarle, entendiendo que hay cosas que no podemos tener bajo nuestro control. Y presionarlo no nos puede llevar a buen puert

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email