Omega 3 y 6, el secreto está en el equilibrio

Healthycoders, en muchas ocasiones se habla de la importancia de los omega 3 y 6, y de su importancia en la alimentación. ¿Pero sabemos realmente lo que son? ¿sabemos que alimentos debemos incluir en nuestra dieta para que sus niveles sean los adecuados en nuestro cuerpo?, de todo esto y mucho más hablaremos a continuación, vamos a ello…

DEFINICIÓN A GRANDES RASGOS

Los OMEGA son los denominamos ácidos grasos esenciales o AGEs, (EFAs esential fatty acid) Los EFA o ácidos grasos esenciales son grasas poliinsaturadas que desempeñan funciones muy importantes en la salud y vitalidad de nuestro organismo.

Son poliinsaturados, lo que significa que entre sus dos cadenas de carbono hay más de un enlace doble y, el número 3 o el número 6, se deben a la posición del primer carbono que tiene el enlace doble.

ALIMENTOS EN LOS QUE SE ENCUENTRAN

Omega-3 hay varios tipos, y los principales son de cadena corta, como el ‘linolénico’, que proceden de nueces, de algunas semillas como el lino y la calabaza, y de algunos aceites vegetales como el de girasol y el de onagra.
La principal fuente de omega-3, los ácidos E-PA y DHA, se encuentran en el pescado azul (salmón sardina, atún, boquerón, caballa, trucha, marisco, o algas).

Mientras que entre los omega-6 hay varios tipos y, principalmente dos: Primero, el ‘linoleico’, que procede de aceites vegetales, como son la soja, el maíz, el cacahuete y el girasol, y que se emplea mucho en alimentos procesados y en la industria alimentaria. El otro omega 6 más importante es el araquidónico, que procede de la grasa de carnes y embutidos.

Los ácidos grasos omega-3 son los preferidos a la hora de proteger nuestra salud. Por ello se aconseja ingerir de dos a tres raciones de pescado azul por semana. En caso de que no nos guste el pescado conviene buscar otras fuentes, sobre todo en las etapas del embarazo, lactancia y crecimiento, y habría que tirar de sustancias enriquecidas en omega-3, tales como la leche, el queso y la margarina.

Lo importante no es tanto el omega-6 en sí, o la cantidad de omega-3 en sí, sino el equilibrio entre la cantidad que ingerimos de ambos. Si la cantidad de omega-6 está muy por encima de cinco veces la cantidad de omega-3 es perjudicial para la salud. Si está por debajo es beneficioso para al salud. Este punto es muy importante.

Se sabe que en las dietas modernas, como en la americana, la proporción es 30 de omega-6 frente a 1 de omega-3. Este desequilibrio favorece la inflamación crónica, que es la base de que aparezca la epidemia de las enfermedades modernas, como son la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, y las enfermedades autoinmunes.
Por eso es muy importante ingerir más omega-3 que omega-6 y mantener las proporciones antes mencionadas.

Los omega-3 también se han hecho famosos por su papel protector en las enfermedades cardiovasculares, por ese poder antiinflamatorio.
El E-PA y el HDA reducen triglicéridos, aumentan el colesterol bueno, tienen un efecto vasodilatador, y aumentan la elasticidad de la pared de las arterias, por lo que previenen de la hipertensión.
Los omega-6 benefician regulando las funciones vitales, la salud reproductiva, el desarrollo neurológico y la salud ósea, y algunos de los ácidos grasos omega-6 tienen también propiedades antiinflamatorias, aunque la gran mayoría son proinflamatorias, y pueden beneficiar frente a la respuesta de una infección.


Espero que estas pequeñas pinceladas os ayuden a entender mejor la importancia de incluir en vuestra alimentación alimentos ricos tanto en omega 3 como 6.

Si os gustan este tipo de temas no dudéis en dejarme en comentarios los próximos abordajes que os gustaría ver por este rinconcito.

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email