Nuevas preferencias en la alimentación saludable

Mucho se está hablando últimamente de la alimentación saludable, pero, ¿realmente sabemos distinguir la alimentación saludable de la que no lo es?

.- El consumo de alimentos saludables (frutas, hortalizas y pescado fresco y alimentos bajos en sal, azúcar y grasas) ha aumentado un 15% en 2021, a ver si seguimos aumentando o por lo menos manteniendo esa buena tendencia. 

Y es que la alimentación saludable es una tendencia en auge en los últimos años, que se ha incrementado desde que se inició la pandemia.

Ha sido tal el impacto que hemos sufrido, que nuestros hábitos de consumo no podían salir indemnes de esta situación.

Os presento las 5 preferencias más extendidas entre los consumidores:

  1. Alimentación sostenible y seguridad alimentaria. Hay una gran preocupación, no solo por nuestra salud, sino por la salud de nuestro planeta y de como podemos mejorarla cambiando ciertas conductas alimentarias como podría ser un menor consumo de carnes animales. Sin, por supuesto, olvidarnos de desperdicio alimentario, sin el cual, nuestro entorno podría llegar a ser más sostenible, ya que no llegamos a ser conscientes de las toneladas de alimentos que desperdiciamos al día.

  2. Refuerzo del sistema inmunológico. Con la situación que estamos viviendo en la actualidad. Somos cada día más conscientes de que hay que cuidar al máximo nuestro sistema inmune, nuestras defensas. Estos 5 sencillos pasos pueden ayudarte a reforzarlo:
  •  Mantener una buena hidratación.
  •  Prestar especial atención a nuestra alimentación.
  •  Mantener una dieta sana y equilibrada.
  •  Practicar ejercicio de forma regular.
  •  Cuidar las horas de descanso.

Los nutrientes que obtenemos a través de los alimentos, cumplen un papel muy importante en el desarrollo y buen estado de nuestro sistema inmune. En el caso de presentarse un déficit o falta de algún nutriente este sistema verá disminuida su capacidad de defendernos.

Algunos nutrientes específicos que debemos consumir con frecuencia para mantener nuestras defensas en buen estado son:

  • Cobre:  es un antioxidante y contribuye en las funciones de las enzimas digestivas
  • Hierro: si sus niveles están por debajo de lo recomendado, disminuye la capacidad de defensa de los glóbulos blancos
  • Selenio: potencia la actividad de las células de defensa
  • Zinc: cuando no hay suficiente en el organismo, afecta el crecimiento y aumenta la aparición de enfermedades autoinmunes
  • Magnesio: a menor consumo del necesario se presenta inflamación y envejecimiento
  • Vitamina B6: en caso de déficit hay disminución de glóbulos blancos y respuesta alterada
  • Vitamina B12: con niveles por debajo de lo normal se presenta disminución de células de defensa
  • Vitamina C: aumenta la capacidad de las células para defender, posee una gran capacidad antioxidante
  • Vitamina A: en caso de déficit falla la capacidad de las células de defendernos
  • Vitamina E: a menor consumo se deteriora nuestra capacidad inmune, ya que esta vitamina nos protege de infecciones
  • Vitamina D: estudios han demostrado una relación entre el déficit de esta vitamina y la incidencia de infecciones respiratorias

Alimentos que fortalecen el sistema inmune

Son muchos los alimentos naturales que pueden ayudar a fortalecer la línea de defensa del organismo. Algunas recomendaciones en este sentido son:

  1. Incluir en la dieta hierbas naturales y especias como ajo, cebolla, kión, orégano y cúrcuma.
  2. Consumir alimentos ricos en vitamina A y betacarotenos: camote, zapallo, zanahoria, papaya, etc.
  3. Alimentos con vitamina C: cítricos (naranja, mandarina, fresas, arándanos), pimientos, brócoli, kiwi, aguaymanto
  4. El zinc es clave para nuestro sistema de defensas. Lo podemos encontrar en semillas de calabaza (las puedes incluir en tu avena o ensaladas), frutos secos y menestras
  5. Pasar al menos 30 min al sol cada día con ropa clara o descubierta, para producir vitamina D. En el caso de que no puedas hacerlo, debes evaluar la toma de un suplemento según tus requerimientos por edad y sexo.
  6. Consume alimentos ricos en fibra, un componente muy importante que interviene en la función del sistema inmunitario promoviendo el crecimiento de tu flora bacteriana
  7. Puedes elegir alimentos con probióticos, es decir, bacterias con diversos efectos benéficos sobre el sistema inmune. Los encuentras en algunos yogures.
  8. Evita el alcohol, el azúcar y la comida procesada , comida rápida, frituras, etc.

 

                3.Elección de productos saludables. La preocupación por el bienestar holístico está cobrando cada vez más relevancia. Los consumidores van buscando la salud física y mental y lo hacen, en gran parte, a través de la alimentación y del ejercicio físico. Eligiendo productos lo más naturales posibles

Los consumidores afirman que 100% natural es la declaración nutricional más importante a la hora de comprar productos de alimentación y la que tienen en cuenta en los productos que consumen con mayor frecuencia. Le siguen muy de cerca: Bajo/sin azúcar, Sin aditivos, Sin colorantes, Sin edulcorantes, Bajo/sin grasa, Sin azúcares añadidos.

Las dietas pobres en productos procesados y ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales, fibra, grasas saludables y otros compuestos bioactivos, ya eran tendencia entre gran parte de la población, este año todavía van a cobrar mayor trascendencia en las dietas que incorporen alimentos que contribuyan a mejorar la salud, reducir el estrés y a mejorar el sueño. Desde hace tiempo los consumidores se interesan cada vez más por los  “productos sin E” (menos ingredientes artificiales) y,  por “simple food”, alimentos sencillos cuya composición sea básica, lo que viene a decirnos es que debemos comprar más alimentos y menos productos, ya que los alimentos que más nos interesa consumir, son los que no tienen etiquetas, como frutas y verduras, carnes y pescados todos ellos sin envasar.

            4. Origen de los alimentos. No podemos pasar por alto, que cada vez nos importa más de donde procedan nuestros alimentos, es muy importante que sean de proximidad, de nuestro entorno cercano, y que no pierdan nada de calidad. Cada vez leemos más las etiquetas y preferimos unos pimientos de Galicia que unos de Perú, porque las proximidad nos importa, y el medio ambiente también. 

 

 

Deja un comentario

Suscribete a mi blog

¡Compártelo en las redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email